EL RENACIMIENTO DEL MODELO AQUARACER

TAG Heuer va más allá de los límites establecidos con el Aquaracer Professional 300, un lujoso reloj-herramienta que estrecha nuestro vínculo con los océanos y continúa un legado que comenzó hace 40 años.


La nueva generación de este reloj es el modelo Aquaracer Professional 300. Atrevido pero elegante, muy

funcional sin dejar de lado la versatilidad, es un reloj resistente con un toque de lujo que busca ir más allá de los límites establecidos y marca un nuevo registro récord en el campo de los relojes mecánicos y ergonómicos de los que se espera un rendimiento extremo. Diseñado para trabajar y disfrutar, y también para sacar todo el partido de los desafíos más adversos de la naturaleza, este modelo es la encarnación perfecta del espíritu intrépido y vanguardista de TAG Heuer.


Su estética impactante e inconfundible, personificada por el bisel de 12 facetas Aquaracer, sin olvidar sus rigurosas especificaciones técnicas, dan como resultado un reloj absolutamente contemporáneo que, a la vez, rememora el legado que TAG Heuer empezó a construir hace ya más de 40 años.


Es un legado que comenzó con el modelo Heuer Ref. 844, un reloj de buceo lanzado en 1978. El diseño de la esfera de este modelo era memorable, con su escala roja de 24 horas, las notorias marcas horarias fosforescentes y el bisel giratorio de buceo con una escala de minutos cristalina para cronometrar con seguridad los tiempos de inmersión. Se convirtió en el estándar de los relojes de buceo fiables y fue adoptado por los buceadores de todo el mundo, tanto profesionales como aficionados. En las cuatro décadas que han transcurrido desde aquel lanzamiento, TAG Heuer ha mantenido su empeño para llevar siempre el diseño y las prestaciones del reloj de buceo más allá de los límites establecidos con creaciones tan célebres como el modelo Night Diver y los modelos de las Series 1000 y 2000, mientras el Ref. 844 se convertía en la pieza más codiciada entre los coleccionistas.


En palabras de Frédéric Arnault, CEO de TAG Heuer: «TAG Heuer lleva más de cuarenta años creando relojes-herramienta de alto rendimiento llenos de audacia, estilo y lujo. El modelo Aquaracer Professional 300 retoma una historia que despierta gran admiración y constituye el paso más significativo que hemos dado en muchos años para llevar adelante nuestra colección Aquaracer. Es un reloj que va más allá de los límites establecidos, muy funcional, con una estética audaz e inconfundible y la promesa de acompañarte hasta en las situaciones más extremas... El reloj Aquaracer Professional 300 te llevará a territorios inexplorados. Al fin y al cabo, en ellos es donde realmente nos encontramos a nosotros mismos».


Más allá de los límites establecidos - El reloj todoterreno, ahora mejor que nunca


Durante la fase conceptual, los diseñadores de TAG Heuer también se percataron de que, además de ser un instrumento fiable, el modelo Aquaracer Professional 300 tenía que poder adaptarse a entornos variados. Cada vez más usuarios recurren a relojes de buceo por su robustez y versatilidad, al tiempo que buscan un modelo que sirva tanto para trabajar como para llevar durante su tiempo libre.


Teniendo esto presente, los diseñadores desarrollaron la forma genérica del modelo Aquaracer para hacerla más fina y ligera. La caja, el bisel y el brazalete metálico son ahora más esbeltos, sin que ello afecte a las prestaciones esenciales del reloj, tales como la hermeticidad hasta 300 metros (30 bar).


Muy al contrario, mejora su durabilidad. Las nuevas asas son más cortas, mientras que el borde de la caja se ha biselado y pulido para hacer más armonioso el impacto visual del reloj y añadirle refinamiento. El resultado final es que, una vez colocado en la muñeca, el reloj presenta ahora un perfil más sofisticado y resulta más ligero y más ergonómico.




Para completar la estética y las sensaciones del modelo Aquaracer Professional 300, los diseñadores recuperaron el famoso traje de buzo con escafandra que hizo su aparición en el fondo de la caja del reloj Aquaracer en 2004. Este motivo familiar y prestigioso sigue resaltando el valor del reloj a ojos de sus usuarios, los últimos de la larga saga de exploradores subacuáticos que eligieron el modelo Aquaracer.


Reflejando las facetas que constituyen el fil rouge del nuevo diseño, hicieron la escafandra más angular y le añadieron un visor dodecagonal. Tras este diseño aparece un motivo hexagonal repetido. Ahora, el fondo de la caja estará siempre en ángulo recto respecto a la caja, de modo que la escafandra quede vertical.


Tras todas estas actualizaciones técnicas y estéticas, el nuevo modelo Aquaracer Professional 300 constituye tanto un vínculo con el pasado como un diseño contemporáneo listo para el futuro: de hecho,está listo para afrontar lo que sea.